Logotipo Lagahe

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.

sidearea-img-2
sidearea-img-3
sidearea-img-4
sidearea-img-5

Novedades

Blog

Inicio / Diseño  / La proporción áurea.

¿Qué es y como aplicarla?

Hola a todos. Hoy quiero echar un vistazo al pasado y traeros un concepto de diseño que siempre ha sido y será válido en nuestras creaciones y ese no es otro que la proporción áurea, conocida por otros nombres como el número fi, el número dorado o divina proporción entre otros.

¿De dónde viene y cómo aplicarla?

Seguro que os suena el nombre de Fibonacci. Este famoso matemático de principios del siglo XIII descubrió la sucesión de Fibonacci que lleva su nombre aunque el griego Euclides ya había definido el número fi 1500 años antes. Por si alguno o alguna no sabe lo que es, se trata de una sucesión infinita de números en la que cada número es la suma de los dos anteriores (0-1-1-2-3-5-8-13-21-34…). Pues bien, si dividimos cada número entre su anterior obtendremos un valor cada vez más próximo al número áureo (1,618…). De la misma forma, si aplicamos esos dos valores consecutivos de la sucesión de Fibonacci a los lados de un rectángulo éste tendrá una proporción áurea.

Otra forma de obtener esta proporción es dibujar un pentágono regular. La relación entre sus diagonales y sus lados corresponde con la divina proporción. El triángulo que forman un lado y dos de sus diagonales se denomina triángulo áureo.

triángulo áureo

Para daros un ejemplo de aplicación os adjuntamos un par de imágenes sobre diseño web y de producto muy reconocibles que hablan por sí solas.

Ejemplo regla áurea Facebook lagahe

 

proporción áurea en producto

¿Por qué es importante?

Resulta que, aunque Leonardo Pisano (verdadero nombre de Fibonacci) descubrió la proporción áurea, no la creo él; y es que el número dorado está escondido por todas partes a nuestro alrededor.

espiral logarítmica proporción áurea

Dibujad un rectángulo con la proporción áurea y comenzad a dividirlo siguiendo la sucesión de Fibonacci, después unid sus vértices y ved el resultado. ¿Os suena esa espiral logarítimica?

caracol-oruga proporcion aurea

Es la misma que podéis encontrar en un fósil de ammonites o en un caracol. A partir de aquí es donde la divina proporción comienza su misticismo: la distribución de las hojas en su tallo, la disposición de los pétalos de una rosa, las galaxias, los cuernos de un carnero, los colmillos de un elefante, huracanes, agujeros negros… ¡el cociente entre la altura de un hombre y la distancia del ombligo a la punta de la mano es el número fi! ¡Está por todas partes!

 

La proporción áurea es omnipresente en la naturaleza y esa es la razón de que esta proporción otorgue una belleza estética natural inherente a nuestras creaciones. Por ello no es de extrañar que también la encontremos presente, de una u otra forma, en numerosas muestras de arte a lo largo de la historia: la Mona Lisa, las Meninas, las pirámides, el Partenón, el edificio de la O.N.U. en Nueva York, incluso en composiciones de Mozart y Beethoven…

 

¿Qué os ha parecido? ¿Interesante? Seguro que con ganas de aplicarlo a futuras creatividades si no lo hacéis ya. Ya veréis como en los próximos días no dejáis de buscar la proporción áurea a vuestro alrededor. Si conocéis más ejemplos en los que esté presente, ¡no dudéis en comentar!

No hay comentarios
Comentar