Logotipo Lagahe

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.

sidearea-img-2
sidearea-img-3
sidearea-img-4
sidearea-img-5

Novedades

Blog

Inicio / Diseño  / 5 Claves para Diseñar un buen Packaging

Vivimos en un mundo en el que cada vez nos vemos más bombardeados por la publicidad. En muchas ocasiones, cuando se encuentra en el punto de venta el consumidor invierte menos de un segundo en la toma de decisión entre un producto y otro. Una de las misiones de un buen packaging es destacar sobre la competencia, conseguir que el consumidor se detenga e invierta más de ese segundo en examinar nuestro producto. A continuación os contamos 5 claves que pueden ayudar a conseguirlo:

5 claves a tener en cuenta para diseñar un buen packaging

Nuevas tecnologías y materiales. Este sector vive una evolución constante, siempre que afrontemos la creación de un nuevo packaging debemos pararnos a considerar las novedades a nuestro alcance, tanto a nivel físico (materiales diferentes como corcho, goma eva…) como digital (realidad aumentada por poner un ejemplo…).

Colores y formas. Sin perder de vista el hecho de que el packaging representa a la marca y su imagen corporativa, el objetivo es provocar impacto. Una buena elección de colores y formas puede ayudar a captar la atención. ¡Ojo! No hay que olvidar el tipo de producto que estamos vendiendo y el público objetivo al que nos dirigimos.

Cuidemos el medio ambiente. Cada vez hay una mayor conciencia global por cuidar el planeta. El consumidor agradecerá descubrir que la marca en la que ha depositado su confianza tiene en cuenta el futuro del mundo en el que vivimos.

Una opción puede ser buscar soluciones interesantes como buscar un segundo uso del packaging, si conseguimos que se quede en casa del comprador tendremos además un efecto publicitario extra.

Otra opción es buscar un diseño que optimice el almacenamiento de manera que ayudemos a ahorrar en costes logísticos (por ejemplo, marcas como Apple hacen mucho hincapié en este sentido).

Atención a los detalles, el consumidor actual aprecia los guiños y toques de originalidad en el diseño. No es extraño encontrar gente que compra un producto por el envoltorio más que por el producto en sí. Si conseguimos añadir valor añadido al packaging de manera que sea más cómodo de utilizar o aporte una funcionalidad extra (como un dosificador), conseguiremos demostrar al consumidor que pensamos en él.

 

¿Asimilado? Seguro que ahora cuando vayáis a comprar cualquier producto miráis el lineal con otros ojos.

No hay comentarios
Comentar